Una mujer, la principal patrocinadora de la carrera de Juan Virgen

• Un reportaje de la revista Proceso señala que Aurora Navarro, originaria de Guadalajara y aficionada al voleibol, apostó por la carrera del nayarita, apoyándolo con alimentos, sustento, auto, viajes y servicios básicos.

Ciudad de México.- El nayarita Juan Ramón Virgen y el sinaloense Lombardo Ontiveros, representan a México en los Juegos Olímpicos de Río 2016, en la modalidad de voleibol de playa, con victorias ante Túnez e Italia en la fase de grupos, y en el caso del nacido en Otates, municipio de Santiago Ixcuintla, él no estaría allí de no ser por una mujer que decidió apoyarlo con todo para que creciera en su carrera a la justa veraniega: Aurora Navarro.

De acuerdo con un reportaje de la Revista Proceso, la aficionada al voleibol vio hace cuatro años un juego del nayarita Juan Virgen junto a su anterior compañero, Aldo Miramontes, por lo que decidió apostarle a ellos.

En aquel 2012, Juan Virgen jugó su último encuentro junto a Aldo Miramontes en el torneo preolímpico de Mazatlán, y a partir de ahí, le propuso a Lombardo Ontiveros que fueran equipo, para juntos competir en el ciclo olímpico en busca de un boleto para Río 2016.

Lombardo Ontiveros decidió retirarse del voleibol de playa al no tener los resultados deseados en una gira por Europa junto a su hermano Ulises, viaje que pagaron con la jubilación de su madre, quien decidió darles ese dinero para que disputaran cinco torneos en el viejo continente.

Tras esa aventura en Europa, Lombardo Ontiveros decidió dedicarse a impartir clases en el CEBEIS de Mazatlán, gracias a una plaza que le dejó su padre.

Ontiveros salió del retiro por la invitación de Juan Virgen para jugar juntos, por lo que a finales del 2012 comenzaron a entrenar bajo la batuta de Salvador González, lo cual rindió frutos, pues tuvieron una temporada 2013 exitosa en el Tour Norceca, con múltiples medallas de oro.

Para el 2014 y 2015, las competencias de la dupla mexicana se centraron en el Tour Mundial, el circuito de voleibol de playa de mayor nivel en el orbe, donde juegan los mejores del planeta.

El aumentar el nivel de competencia les benefició, pues en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, ganaron la medalla de oro, venciendo en la final a Brasil, dándole a México su primera presea panamericana en este deporte.

Aurora Navarro, fue la principal patrocinadora de Juan Virgen, pues ella lo ayudó con alimentos, sustento, auto, viajes, renta de casa y servicios básicos del hogar.

Cuando consiguieron su boleto a los Juegos Olímpicos en junio pasado, tras llegar a los cuartos de final del Major de Hamburgo, torneo del Tour Mundial, Juan le llamó a su esposa y después a Aurora Navarro, pues declaró para Proceso que “sin ella no hubiera logrado nada. La familia López Navarro prácticamente nos adoptó como hijos, invirtió mucho dinero en nosotros. Jamás pensé que me llegaría a pasar esto gracias a esa familia”.

Tras culminar la fase de grupos del voleibol playero en los Juegos Olímpicos, Juan Virgen y Lombardo Ontiveros se aseguraron, al menos, terminar dentro de los 16 mejores del certamen, pero por supuesto, van por más.

Con información de la Revista Proceso

Deja tus comentarios