Hallan urnas funerarias de antigua civilización en obras del Canal Centenario

Tepic.- Arqueólogos del Centro INAH Nayarit, realizaron el hallazgo de urnas funerarias de una antigua civilización, la cual estuvo asentada en donde actualmente se llevan a cabo las obras del Canal Centenario.

Lo anterior fue dado a conocer por el Arqueólogo Mauricio Garduño Ambriz, investigador del Centro INAH Nayarit y responsable de un programa de rescate arqueológico, quien comentó que los trabajos de desmonte en la parte baja del sitio dejaron al descubierto diversos materiales arqueológicos -principalmente cerámica y artefactos de molienda- fragmentados sobre el derecho de vía, por lo que fue necesario diseñar un programa emergente de reconocimiento, registro y excavación en la zona con la finalidad de determinar la viabilidad de la construcción de la obra en apego al proyecto original.

Por otro lado, el arqueólogo precisó que tanto la muestra de materiales arqueológicos de superficie como todos los artefactos recuperados en contextos controlados de excavación se ubican cronológicamente en la fase cultural Amapa (500-800/850 d.C.), periodo durante el cuál existió una densa población en las tierras bajas noroccidentales que colonizó tardíamente zonas como el sistema de lomeríos asociados a valles costeros donde se practicaba agricultura de temporal, enclaves geográficos considerados como marginales a las zonas agrícolas de alto rendimiento donde se llevaba a cabo agricultura intensiva de humedad.

“Entre otras cosas, nuestras exploraciones permitieron recuperar una ofrenda compuesta por un hacha votiva de piedra asociada a dos puntas de proyectil, así como dos urnas funerarias in situ, una olla y un tecomate, vasijas que se encontraban ritualmente selladas por medio de sendos cuencos que fueron colocados sobre su boca en posición invertida, a manera de tapa. La posterior microexcavación en el laboratorio de estas vasijas reveló que contenían huesos humanos y cenizas, materiales que fueron cuidadosamente acomodados al interior de estos recipientes, lo que sugiere que la cremación fue una práctica ritual de inhumación que probablemente estuvo reservada para los segmentos sociales de élite, considerando que ambas urnas aparecieron asociadas a las dos principales edificaciones del sitio”, precisó el especialista.

En este sentido el arqueólogo comentó que el Montículo 1, una estructura cuadrangular de 9.50 m. por lado que conservaba una rampa de acceso de sur a norte, se orientó de forma precisa hacia el norte astronómico y que la proyección de la línea visual trazada desde su centro hacia su esquina Noreste marcaba el punto de aparición del disco solar por el horizonte oriental de la sierra en el solsticio de verano, por lo que dicha edificación podría considerarse por sus dimensiones y configuración espacial como un templo comunal dedicado al culto solar, cuya planta arquitectónica probablemente replicaba el ideograma cósmico mesoamericano o quincunce.

Por su parte, el Arq. Othón Quiroga García, director del Centro INAH Nayarit, comentó que esta importante obra de infraestructura hidroagrícola conllevará la construcción en los próximos dos años de un canal principal de 30 km. de longitud, así como de una red de 320 km. de canales secundarios de distribución que serán construidos en la planicie aluvial de uso agrícola de los municipios de Tuxpan, Santiago Ixcuintla, Ruiz y Rosamorada, por lo que actualmente se están llevando a cabo los estudios arqueológicos de factibilidad que permitirán diseñar y ejecutar un proyecto integral de salvamento arqueológico en la zona, encaminado a investigar y proteger los monumentos arqueológicos susceptibles de destrucción.

 

 

Deja tus comentarios