Forma la orquesta de la Fundación Álica jóvenes músicos desde los 7 años

Tepic.- Son pequeños por su edad pero grandes por su talento. Se trata de los estudiantes de la Orquesta de Cuerda de la Fundación Álica quienes dejan el miedo de lado y demuestran su entereza y dedicación en el escenario.

Daniela se integró desde hace 2 años a la orquesta y tuvo la oportunidad de realizar su primera presentación en una iglesia. Desde entonces ha dedicado todos los día a practicar para que cada concierto sea mejor que la anterior. “Si tengo el talento, pero para desarrollarlo hay que comprometerse mucho y hay que dejar otras cosas como, yo a veces apartaba salir con mis amigos para estar estudiando y aprender rápido”

David es otro integrante de la orquesta pero el llegó desde muy pequeño. A los 8 años tocó su primer instrumento y desde entonces adquirió habilidades para otros. Las presentaciones en los escenarios han sido tan satisfactorias para él que hasta planea seguir estudiando música en la universidad. “Como mi mamá es músico desde chiquito me empezó a lanzar a los conciertos con canciones muy cortitas y desde chiquito me ayudo para perder el miedo de muy grande. Toco violín, piano, guitarra, batería, algo de chelo también”

La música le permite a los niños ser disciplinados, dedicados, los ayuda a concentrarse mejor y sobre todo les da herramientas para ser competitivos.  Rolando Porrúa es el Director de la orquesta de cuerda Fundación Álica Nayarit y confirmó que aprender música es una buena opción “Un alumno que estudia música o arte en general tiene un coeficiente un poco más amplio que otro que no esta en esto,  aparte de que es música nos enseñan para la vida, es una enseñanza muy integral.”

Deja tus comentarios