Cineasta nayarita gana premio en festival de cine en Guadalajara

por EFE
- Mar 28, 2014

Guadalajara.- La película documental "Eco de la montaña" del nayarita Nicolás Echevarría, sobre el artista mexicano de la etnia huichol Santos de la Torre cuyo mural se exhibe en el metro de París, recibió el Premio de la Prensa en la 29 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

El premio, una estatuilla del artista de Guadalajara Adrián Guerrero, se otorga desde hace una década a la película que recibe más votaciones por parte de la prensa y críticos acreditados en el festival.

La película documental de Echevarría es un reconocimiento a la obra del artista huichol Santos de la Torre y una denuncia sobre los incumplimientos del pago por parte del gobierno mexicano a una de sus obras, que actualmente se exhibe en la estación del metro Palais Royal-Musée du Louvre de París.

Se trata del mural "Pensamiento y alma huichol", hecho con chaquiras (diminutas bolitas de plástico), un arte que caracteriza la etnia de De la Torre.

El mural fue un obsequio del gobierno del ex presidente mexicano Ernesto Zedillo (1994-2000) a Francia en 1997, pero el artista indígena no recibió el pago completo por su trabajo que le había prometido el gobierno. Además, su obra fue montada incorrectamente.

"Está mal acomodado, como no me preguntaron, ni me invitaron (a la inauguración) pues así se quedó", afirmó el artista a dpa.

El productor de la película, el estadounidense Michael Fitzgerald, dijo que la película había nacido como una denuncia, por el pago no incumplido al autor, "pero gradualmente se convirtió en un tributo a su obra".

Santos de la Torre, de 72 años, es originario de una comunidad perdida entre las montañas del estado de Jalisco (oeste), en la que escasean los servicios básicos y que está ubicada a cuatro horas de distancia la ciudad más próxima, Santa Clara.

Sobre el caso de su mural en París el artista afirma que ya ni se acordaba, porque "son cosas que se quedaron en el pasado y a lo mejor ya no tiene caso de comentarlo".

"Porque a lo mejor mi trabajo vale más que el caso real", afirmó.

De la Torre dice que hace murales para estar en paz con los dioses y por necesidad.

"Pero yo no soy un artista, soy una persona normal", declaró, el artista, creador de cinco murales, uno de los cuales se encuentra en un museo en el estado mexicano de Zacatecas, y los otros han sido exhibidos en la ciudad estadounidense de Chicago y Ciudad de México.

El artista contó que tarda entre ocho meses y un año en elaborar un mural y para hacerlo pide permiso a sus dioses.

Sus cuadros hablan de su cultura, de la religión y de los orígenes de la vida.

"Mis cuadros se leen de abajo hacia arriba, como crecen los hombres, y al revés de cómo se lee una carta, de arriba abajo", explicó.

El artesano huichol vive actualmente de su arte, vendiendo figuritas de chaquira, con semillas de ojo de venado, que en su cultura también se utilizan para hacer rituales de limpia (de sanación).

Con su arte, afirma De la Torre, busca "atajar los problemas que hay entre nosotros, sore la cultura, no hacer grandes negocios".

Deja tus comentarios