Quedó marcada para siempre con un simple tatuaje de henna

  • Una niña inglesa de siete años TUVO QUEMADURAS GRAVES a consecuencia de la henna negra, compuesta por un químico que no tiene la tradicional:

Ciudad de México.- Una niña de apenas siete años, nunca imaginó que un tatuaje de henna la marcaría para siempre, esto luego de que le aplicaran uno y le dejara heridas cuyas evidencias nunca van a desaparecer.

Esto le sucedió a Madison Gulliver, una menor inglesa que resultó con una serie de ámpulas y heridas como consecuencia de aplicarse un tatuaje de henna negra, que se hizo en un hotel de Hurgada, un sitio turístico de la costa del Mar Rojo, en Egipto.

En pocos minutos, el ardor y la comezón comenzaron a causar estragos en la pequeña; la zona marcada con la henna negra en su brazo derecho se le inflamó de tal forma que se le hicieron grandes ámpulas, por lo que la llevaron de inmediato a un hospital a ser tratada como si la hubieran atacado con armas químicas.

Cabe destacar que la henna tradicional no es de color negro, sino de un tono café cobrizo; al ser colocado sobre la piel, la henna suele permanecer en la forma en que fue desarrollado el dibujo aproximadamente una semana, tras este periodo, comienza a desaparecer con el baño y su trazo pasa del café a un rojo suave y finalmente al anaranjado.

Por otro lado, la henna negra utilizada en el tatuaje de Madison incluye un químico conocido como parafenilendiamina (PPD), un derivado de la anilina que se utiliza para la fabricación de tintes para el cabello y barba. Dicho agente puede desatar reacciones alérgicas en la piel de algunas personas, especialmente niños.

Sebastián, hermano de Madison de solo 9 años, también recibió un dibujo de henna en uno de sus brazos; sin embargo, él no tuvo ningún tipo de reacción negativa al pigmento.

Con información de Televisa News

Deja tus comentarios