Músico nayarita César Bugarín dirige orquesta en Oaxaca con músicos indígenas

  • Elaboraron un disco inspirados en el colibrí, ave característica de Oaxaca que representa el arte y la creatividad.

Tepic.- Colibrí, ave emblemática de la sierra norte de Oaxaca que representa la creatividad y el arte, tierra donde la música nunca se deja de escuchar, y su gente venera a sus dioses de una manera muy particular, es ahí donde César Bugarín Montoya, trompetista, artista y maestro de música de origen nayarita, y con 31 años de edad, se dio cuenta que este animal es un signo que siempre lo acompañará a cualquier parte del mundo.

"Por mi naturaleza, este animal es como algo que es muy constante en mi vida, cuando empiezo a echar un vistazo, no es que se aparezca propiamente el colibrí, sino que es como un símbolo, lo primero que vi cuando fui a Oaxaca fue un Colibrí pintado en una pared en una escuela donde iba a llegar a vivir, vi como una señal y dije, ah pues sí es aquí", dijo Bugarín Montoya.

Y es que este joven músico, ganador de una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en 2014, compuso nueve melodías que te platican su sentir  sobre el pueblo Santa María Tlahuitoltepec Mixe, en el que vivió por varios años al enseñar música a jóvenes indígenas de diferentes etnias de Oaxaca, lugar donde las tradiciones y costumbres son únicas y el colibrí es parte de ellos. 

"Uno nunca se debe dejar guiar porque alguien más te dice lo que eres y lo que haces y si lo haces bien o no lo haces bien, yo si creo definitivamente en la constancia, en la disciplina como unas armas que te llevan a la superación, eso definitivamente yo si estoy convencido de eso", enfatizó el músico nayarita.

Burarín regresó a esta localidad y junto con una orquesta conformada por 40 integrantes, todos jóvenes indígenas y además  sus ex alumnos, grabaron estos temas, en la que su trompeta es la protagonista sobre los distintos sonidos emitidos por los instrumentos de viento y percusión, que se mezclaron con los géneros, del ska, reggae, funk y jazz,  y es ahí donde nace el Colibrí de César Burgarín, un disco creado especialmente para la gente de Oaxaca.

César indicó que "la esencia de colibrí básicamente es escribir una música que fuera parte de ellos, que se apropiarán ellos de la música, que la hicieran suya, de hecho la música es mía por que yo tengo los derechos de autor, pero la música es de ellos porque yo se las regale a ellos, no necesitan mi permiso o consentimiento, es de ellos".

El joven artista detalló que no ha sido fácil llegar a este resultado, fueron años de trabajo, vivir fuera de Nayarit, estudiar en el conservatorio de música de Morelia, después un diplomado en la escuela de música DIM en la Ciudad de México, tocar en bares y restaurantes para mantenerse,  gravar su primer disco y venderlo en el malecón de Puerto Vallarta, para posteriormente en 2013 llegar a la casa del colibrí y encontrarse con un mundo lleno de música. 

"Algo que a mi me parecía increíble, ¿Por qué En Oaxaca todo mundo sabe que si no los mejores músicos la mayoría están allá y son de ahí?, como una cuestión natural, como algo que viene de ellos, de sus raíces; estar aislado en una comunidad con sólo música por hacer es increíble", finalizó César Bugarín.

Vídeo: Amaury Flores • nayaritenlinea.mx

Deja tus comentarios